Las etapas de la búsqueda laboral

Con la comodidad que nos brinda buscar trabajo desde casa a través de internet, hoy en día, pensar en encarar esta búsqueda no parece ser algo muy complicado. Ciertamente no lo es, pero tampoco es aconsejable tomarse esta tarea muy a la ligera. En varias oportunidades, los departamentos de recursos humanos de algunas de las más prestigiosas empresas han coincidido en que hay una serie de pasos que es conveniente seguir a la hora de emprender la búsqueda laboral.

Si organizamos nuestra búsqueda laboral, es probable que encontremos un empleo más rápidamente y, de seguro, mucho más afín al tipo de puesto que nos proponemos conseguir. Si bien no existe la fórmula exacta que garantice el éxito de una búsqueda laboral, la que recomendamos a continuación puede ser una gran ayuda.

Proponemos dividir las instancias de la búsqueda en cuatro etapas, que se ordenan de la siguiente manera:

  • Análisis. Primero y principal, el análisis debe ser introspectivo: reflexiona acerca de cuáles son tus fortalezas y cuáles tus debilidades. Este ejercicio te será útil para que, llegado el momento de armar tu currículum o presentarte en la entrevista, puedas resaltar las primeras y minimizar las segundas. Por otro lado, realiza un análisis del mercado laboral: estudia qué posibilidades ofrece y cuáles son aquellos sectores en pleno desarrollo y crecimiento. Esta información te permitirá encaminar tu búsqueda hacia esos sectores de tu interés que te aseguren más evolución profesional.
  • Currículum. Habiendo realizado los análisis recomendados, estás en condiciones de confeccionar tu CV en base al sector que hayas elegido, la empresa a la que lo enviarás o el puesto al que apuntas. Procura ajustarte a tus elecciones, esto dará la impresión de que sabes lo que quieres con seguridad. Y recuerda resaltar al máximo tus aptitudes y puntos fuertes.
  • Entrevista. Se recomienda fehacientemente preparar la entrevista de antemano. Lo que esto implica es, principalmente, una investigación acerca de la empresa a la que acudirás, y del sector y el puesto por el cual has sido convocado. Para obtener información sobre la empresa, puedes ingresar a su página web, chequear cuáles son las últimas noticias vinculadas a ésta o investigar cuál es su situación financiera en la actualidad. Durante la entrevista, intenta mostrarte proactivo, empático y motivado por ocupar el puesto que se te ofrece.
  • Actitud positiva. Durante el tiempo que se prolongue la selección, mantente en actitud positiva, comprometido, alerta y, ¿por qué no?, ilusionado. Si te encuentras desempleado durante el proceso de búsqueda, es una buena idea que, paralelamente, emprendas actividades extra-profesionales, por ejemplo: deportes, colaboraciones con ONG, capacitaciones. Cada vez son más las empresas que prestan particular atención a estas iniciativas de los postulantes. Además, las actividades fomentan el espíritu emprendedor de quienes las abordan; mantienen al individuo en un estado de alerta y armonía a la vez.   Un candidato que reúne estas características resulta, sin dudas, un candidato atractivo.