Preguntas más frecuentes en una entrevista laboral

Las preguntas que el empleador formula en medio de la entrevista laboral pueden sonar simples y fáciles de responder, pero no siempre lo son. En muchos casos, estas preguntas resultan un método del entrevistador para averiguar otra cosa diferente a la que a simple vista parecen buscar. Lo importante es que no nos tomen por sorpresa y nos dejen desestabilizados, ya que justamente ésa es una de las cosas que estarán evaluando de ti: tu reacción ante situaciones imprevistas.

Pon atención a los siguientes ejemplos:

¿Qué puede decirme de usted?

Los entrevistadores suelen elegir hacer esta pregunta al principio de la reunión. Esos primeros segundos muchas veces son determinantes para la imagen que el seleccionador se llevará de ti, así que procura preparar una respuesta adecuada para esta pregunta un tanto engañosa. Intenta ser convincente con lo que digas y, sobre todo, conciso: no aburras. Esta pregunta te da el pie para demostrar que eres capaz de adaptarte, ser organizado y focalizar en lo importante.

¿Prefiere trabajar solo o en equipo?

El tipo de puesto que está en juego tiene  mucho que ver con la respuesta adecuada para esta pregunta; la respuesta nunca es una sola porque los factores son muchos y variados. Sin embargo, con seguridad podemos afirmar que la soledad y el aislamiento no son muy bien vistos por ningún entrevistador, ya que la modalidad de trabajo en el mercado laboral actual es cada vez más colaborativo. Lo que el entrevistador desea conocer con esta pregunta es, por ejemplo, cuál es tu capacidad de adaptación a un grupo de trabajo, o cómo te desenvolverías como miembro y posible líder. Puedes mencionar tus buenas experiencias con trabajos grupales.

¿Dónde se ve usted en un plazo de cinco años?

Es importante que tengas una respuesta para esta pregunta. No la pienses en el momento, ya que una de las claves es que se vea que lo que tienes en mente es un plan, algo para lo que te vienes preparando hace tiempo, es decir, un objetivo claro. Responder a esta pregunta demuestra que tienes un proyecto profesional contundente, que quieres progresar. Siempre y cuando tus ambiciones sean razonables, éstas serán valoradas positivamente por el empleador. Tu proyecto profesional debe ser acorde a la realidad y no dejar de lado los posibles sucesos que conlleva el entorno cambiante en el que vivimos.

¿Cómo trabaja bajo presión?

Negar que la presión existe no es una buena idea. Sé inteligente y capitaliza esta realidad que puede tocarnos a todos en cualquier trabajo. Explica que, si bien el estrés puede aparecer, éste no supone un problema para ti, y que lo tomas como parte de cualquier trabajo. Puedes contarle al entrevistador cuáles son tus trucos para relajarte y liberarte de posibles tensiones. Añade que, en muchos casos, el estrés puede ser un medio útil para potenciar la eficacia.

¿Qué conclusiones saca usted de nuestra entrevista?

Limítate a decir que la entrevista te ha resultado interesante y por qué es así. No te pongas demasiado halagador, sobreactuar una respuesta puede ser contraproducente. Puedes decir que la entrevista ha servido para motivarte más aún para ocupar el puesto.