Trabajo en casa

No cabe ninguna duda que el trabajo en casa es una tendencia que ha crecido en gran medida en los últimos años, al calor del avance de las nuevas tecnologías de la información y debido a las necesidades que poseen las empresas de adaptarse a los nuevos y cambiantes entornos.

Trabajar online o en forma remota puede llegar a tener muchas ventajas para cada parte implicada y para el proyecto en el que se inserta la actividad, como así también algunas desventajas. Vamos a analizar punto por punto las principales características del trabajo en casa:

  • Ha nacido una nueva generación de profesionales íntimamente relacionados con el trabajo en casa, que emplea con soltura los ordenadores portátiles y que, gracias al avance de las tecnologías de banda ancha, están constantemente conectados con sus colegas en forma virtual.
  • El tiempo extra que se gana al evitar traslados, el ahorro de dinero por el mismo motivo, la reducción de la contaminación y el ahorro energético relacionado y la  flexibilidad horaria son las ventajas primordiales de trabajar en forma online o remota.
  • También se obtiene en muchas ocasiones un incremento de la productividad con el trabajo en casa, si el ambiente hogareño es el adecuado.
  • Por otro lado, la labor puede tornarse extenuante y esfumar las posibilidades de combinar la actividad profesional con cuestiones familiares o momentos de recreación y distensión.
  • Otra de las grandes desventajas del trabajo en casa es la pérdida de la retroalimentación con los compañeros, ya que muchas veces se dificulta el debate o el diálogo a pesar de las herramientas que brinda Internet. Ese trabajo en conjunto puede llegar a ser muy rico en diversas ocasiones.

En ese sentido, se espera que próximamente se concreten mejoras en las tecnologías relacionadas con las herramientas de videoconferencia. Por lo pronto, la solución muchas veces puede ser establecer una reunión periódica en forma presencial, para afianzar así los lazos de unión y compartir experiencias.